0 0
Read Time:3 Minute, 51 Second

Vivimos una época significativa en la vida, no somos los primeros en hallarnos en algo así, las grandes catástrofes son algo que acontecen en la historia, pueden venir en formato de guerras, catástrofes naturales o pandemias.

 

Vivimos una de ellas, es un hecho, si miramos a tras la historia nos cuenta nos cuenta sacrificios increíbles hecho por aquella sociedad que les toco vivir esa cruda época.

 

Casi siempre vivimos en un estado de calma, donde casi nunca se requiere que hagamos grandes hazañas o esfuerzos en un bien común. Por el contrario, nos hemos acostumbrado a pensar individualmente, a centrarnos solo en nuestras copias emociones y lo que es peor a vernos como unos individuos frágiles que se ven 10 malos y doblegados ante las adversidades las cuales se les toca vivir.

 

Es época de sacar pecho, de pensar en un bien común, debe surgir un espíritu de honor, nobleza y grandeza ante un bien común, pues lo que tenemos entre manos no puede tratarse de manera individual, preocupándonos solamente por nuestras necesidades o sentimientos más egoístas.

 

Estoy cansado de escuchar quejas sobre el uso de las mascarillas, sobre las limitaciones de poder ir al bar o un restaurante, ¿De verdad nos hemos convertido en una sociedad que le preocupa más esas banalidades que poder salvar vidas de nuestros familiares, de nuestros vecinos, de los familiares de nuestros amigos y así sucesivamente?, pero cuando nos interesa, bien que recordamos que todos estamos conectados por solamente 6° de separación.

Quizás sea hora de volver a revisar “cadena de favores”.

 

Todos deberíamos plantearnos en situaciones así que es la oportunidad de poder ser héroes o villanos, de poder salvar vidas te manera altruista, porque puede ser que nunca conozcamos a la persona a la cual podamos estar haciendo ese favor, pero que si todos tuviéramos la capacidad y la fortaleza de actuar no con una decisión individualista sino colectiva, donde en este aspecto las matemáticas nos ha enseñado que es la única decisión que nos puede llevar a buen puerto, para alguien que quiera profundizar en este asunto por investigar sobre el equilibrio venas en el cual también se funda casi toda la teoría de negociación que se aplica hasta la mundial para resolver los conflictos más importantes.

Y ahora quizás querrás revisar en formato película: “una mente maravillosa”.

 

La sabiduría no vale solo con observarla, hay que investigar, hacerse preguntas, investigar un poco más y ampliar conocimientos.

 

Para finalizar me gustaría resumir lo que puede ser un manual de buenas prácticas para convivir todos mejor y con salud hasta que todo esto acabe.

 

Cada uno de nosotros tiene muchísimas interacciones con individuos, con lo cual cada vez que nos juntamos con alguien el riesgo de contagio incrementa exponencialmente. Ten muy en cuenta todas esas interacciones para que puedas minimizar el riesgo de contagio.

 

Siempre que no puedas tener la certeza del anterior punto, reúne te siempre con mascarilla y a ser posible en el exterior.

 

Si es inevitable reunirte en un interior haz acopio de buenas mascarillas, fp2, mascarillas mo o similares, haciendo uso correcto de estas, ajustándolas bien y retirándolas con cuidado al llegar a casa ir eliminándolas si son desechables o lavándolas con jabón y agua caliente.

 

Cuanto más tiempo pasamos como una persona positiva en un lugar cerrado más aumenta el riesgo de contagio si esta persona.

 

Para los niños a las personas que no están vacunados la carga vírica que puede acumular es mucho mayor, con lo cual estar en contacto en un lugar cerrado con ellos hace incrementar aún más las posibilidades de contagio.

 

Además de contagiarnos existe la carga vírica como estáis circunstancia para los síntomas que podemos parecer o para ser un súper contagiador hacer los demás.

 

Ten siempre una higiene sobresaliente durante toda esta época, siempre al entrar en casa lavarse las manos y llevar gélido alcohólico para cuando necesitemos usarlo.

 

Con todas estas cosas estoy seguro te podremos seguir haciendo una vida bastante buena incluso en estas circunstancias que nos han sido dadas. Y que desde luego no creo que por llevarlas acabo vayamos a entrar en depresión. Además, la depresión se nos podría ir perfectamente si pensamos y con esas acciones hemos estado salvando vidas, las vidas te gusta padres, de nuestros abuelos o de cualquier persona. Porque cualquier persona tiene su propia vida igual que la nuestra y tiene el mismo derecho a poder seguir disfrutando de ella.

 

Quizás te interese escuchar: Vivir con Épica – Post from EL Aullido del Lobo

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %
abuelo triste Previous post Gestion del tiempo y prioridades
Narcisismo y dopamina digital Next post Narcisismo y dopamina digital

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *